Lo más visto esta semana...

12/28/2011

Inocentes

No está muy claro si ocurrió de verdad, o sí Mateo evangelista extrapoló la historia de Moisés para enganchar a más judios a la nueva droga. En cualquier caso la gente lo creé. Y como lo creé lo conmemora. Una matanza bestial de niños a manos de Herodes. Eso celebramos hoy haciendo la puñeta a diestro y siniestro. Muy humano todo. Muy propio. 

La diferencia con años anteriores, empero, es que dos mil once no ha tenido un día de los inocentes, sino trescientos sesenta y cinco. Y dos mil doce pinta igual o peor. Trescientos sesenta y cinco días en los que los mercados, los corruptos, los sinvergüenzas profesionales, la crisis, el paro, las agencias de (des)calificación, la prima de riesgo, y su puta madre, nos han estado colgando monigotes sin parar día tras día. O nos han tomado por monigotes. O las dos cosas.

Y aquí estamos, entre dos años funestos, aguantando el chaparrón, y celebrando que hace dos mil años un lider mundial hijo de puta exterminó presuntamente a todos los niños de Judea. Justo ahora, cuando otros que tales están a punto de exterminar si no a nuestros hijos, sí al mundo que el sudor, el sacrificio, y el esfuerzo de tres generaciones habían preparado para ellos. Curioso. Hay cosas que nunca cambian. Feliz día de los inocentes monigotes...

9 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Se me ocurre que en estos últimos 30 años algo habremos hecho mal todos, todos en conjunto. Tratemos de analizar nuestros errores, que es la forma más inteligente de aprender.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es un punto de vista interesante, aunque no coincido contigo en todos tus estamentos. Lo que está claro es que como has dicho "nos toca aguantar el chaparrón".
    1abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo sobre lo que decis!

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo. El problema no es equivocarse sino no saber correguir los errores

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, otro años más (in)felices inocentes todos nosotros... pero aquí nadie hace nada, pues como en la Antigua Roma, con "pan y circo" (o wifi y fútbol) nos tienen entretenidos...

    ResponderEliminar
  6. Hay que tratar de verlo por otro lado.

    ResponderEliminar
  7. Hay que tratar de verlo desde otro ángulo.

    ResponderEliminar