Entradas

Minimalizando

Después de mucho tiempo usando el diseño anterior, acabo de hacer un cambio radical, apostando por un enfoque minimalista en el que todo está enfocado en el texto. Un espacio sencillo pensado para expresar y  compartir opiniones, ideas, textos, reflexiones... Sin distracciones, sin adornos y sin ninguna otra cosa. ¿Qué os parece la nueva imagen? Twitter a menudo se queda corto para expresar algunas cosas, y tampoco me apetece elaborar entradas de blog complicadas a la vieja usanza. Creo que el nuevo diseño me va a facilitar sacudirme la pereza acumulada y dejarme caer más por aquí. No sé cuántos seguís por aquí todavía, ni cuántos llegáis por primera vez. A todos, a todas; muchas gracias por dejaros caer por aquí...


La señora Angelines

La señora Angelines echaba de menos el sonido creciente que agita la ciudad cada mañana: el rumor del tráfico aumentando desde el amanecer, las voces de transportistas y transeúntes saludándose efusivos y ávidos; el traqueteo de las mochilas con ruedas que anunciaba desde la acera el desfile de niños camino del colegio, o el jolgorio de aves de corral de los estudiantes adolescentes, desperezando las calles camino del instituto…
Ahora que todo era silencio, había terminado por perder la noción del tiempo. Pese a todo, apartó las sábanas de lino y la pesada manta de lana desgastada, y, no sin esfuerzo, plantó como pudo ambos pies sobre las zapatillas de felpa. Durante un tiempo que no supo calcular, se quedó allí: sentada en el borde del grueso colchón de lana —embebida en el olor rancio de su alcoba—, aguantando la embestida de ansiedad que la asaltaba cada mañana, y que recibía ya como un incordio amable y familiar. Y aunque el dolor en las articulaciones era tan intenso y constante…

Internet, Pete, y su guitarra

No sé quién es Pete, ni en que remoto lugar vive. Tampoco sé en qué está pensando mientras toca, o qué recuerda, o qué imagina. No sé por qué extraño azar, buscando entre cientos de vídeos algo que traeros esta noche, he ido a dar con éste. Sólo sé que mientras veo y escucho a Pete tocando la guitarra en su puerta trasera, mezclando ese sonido de las cuerdas con el tenue repiqueteo de las gotas de lluvia, sé que lo importante persiste y que todo esto, pasará...
Imagen
Hoy, en homenaje a nuestros mayores —curtidos en tantas batallas, supervivientes de tantas calamidades—, rescato un breve poemario escrito como despedida a mi abuelo Laureano.
Podéis descargarlo gratis toda esta semana:


https://www.amazon.es/dp/B086H3SRG8
Imagen
Ya está disponible en Amazon "Quienes tocamos la luna". Los tres primeros días de lanzamiento, - lunes, martes, y miércoles-, podéis descargar GRATIS la versión kindle. Se agradece RT para que pueda llegar gratuitamente al mayor número de personas.

Imagen
He decidido organizar todas las publicaciones que tenía diseminadas en varias editoriales (Lulú, Noveles y Bubok) y editarlas todas en un sólo lugar: Amazon.



De momento sólo está disponible La manera de obrar un prodigio, pero en breve estarán también el resto de mis obras anteriores. 
Si seguís mi página de autor podréis estar al tanto de las novedades según vaya incorporando textos. Ahora mismo estoy trabajando en la siguiente novela, que espero tener lista a lo largo de este año. Será completamente diferente a todo lo anterior. Os iré teniendo al tanto de las novedades. Si leéis alguno de los textos os agradecería que dejarais algún comentario en la página del libro en Amazon. Gracias por seguir ahí...




Sufrir

Imagen
Es lo que toca en estos tiempos. O eso parece. Pero si se trata de sufrir, hay que elegir. La vida es lo que es, pero también lo que hacemos con lo que es. Se puede elegir sufrir de una forma sumisa, triste, gris, o se puede elegir sufrir con alegría. Hacer del sufrimiento una fiesta. Fair Play, que dirían los hijos de la Gran Bretaña.
Al mal tiempo, buena cara.
Igual no es malo, después de todo. Sacudirnos tantas cosas inútiles. Objetos, rutinas, prisas: las mil y una cosas que hacemos cada día para perder nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestra paciencia, nuestro humor, y nuestra salud. Igual es el momento de rescatar la calle, el sol, los largos paseos. Los parques, el ocio gratuíto de los funambulistas y cuenta chistes, de los músicos ambulantes. Las tardes alargadas en un parque, con un puñado de amigos y algunas bolsas de pipas. Igual es tiempo de volver a cocinar a la manera antigua: estirando cada receta, reciclando, haciendo maravillas con cuatro pesetas: como esas abuelas i…