Lo más visto esta semana...

31 de julio de 2006

Estafas bancarias y phising 2.0

Lo publica Eleconomista.es, citando a Efe. Los estafadores virtuales han tomado buena nota de las recomendaciones de bancos y fuerzas de seguridad, y las utilizan para una nueva versión de sus timos. Ahora envían un correo electrónico, advirtiendo de una oleada de phising, y sustituyen el típico enlace por un número de teléfono, puesto que tras la extensión de esta práctica, "los bancos recomendaron a los internautas que sólo facilitaran datos a través del teléfono o acudiendo personalmente a las entidades". Vamos que tienen secretarias que amablemente recogen los datos y nos despluman. Si siguen así van a terminar poniendo oficinas falsas, con colas de jubilados incluídas... Ojito.

30 de julio de 2006

21 niños muertos en Líbano, 21 motivos para pensar

No hay derecho a despertarse con una noticia así: 50 personas, incluidos 21 niños, podrían haber muerto en un ataque aéreo israelí contra Qana. Lo cuenta diariosigloXXI. No está de más recordar la escalada surrealista del conflicto: un grupo terrorista que opera en un determinado país, secuestra a dos soldados en la frontera de un país. El país en cuestión responde con una ofensiva brutal, que incluye la destrucción de espacios civiles; areropuertos, edificios... Días después inicia una ofensiva terrestre, destruye un espacio de la ONU matando a 4 funcionarios, y finalmente, lo de hoy.
¿Por qué permanecemos impasibles? Sencillo. Porque son otros. Traduzcan esto a nuestro lenguaje: imaginen esta hipotética situación:
ETA secuestra a dos gendarmes en Francia. Francia bombardea el aeropuerto de Barajas, y varias ciudades. Dias después invade España, vuela una delegación española de Naciones Unidas, y finalmente hace volar un edificio con 21 niños en su interior. Pone los pelos de punta ¿verdad?
Hace más de dos décadas, yo escribía estos versos:
"...Conjuraré el abrazo de los hombres en oscuras cuchilladas de banderas; hasta que alguien recuerde que alguna vez amó. Soy la guerra, y viviré entre vosotros por siempre".
Aquella insólita y brutal guerra de los Balcanes, nos sorprendió a mí y a otros tantos jóvenes y adolescentes en medio de lo que entonces se llamó cultura del pelotazo. Ojeo las portadas de la prensa en estos días: Marbella y el Líbano. Vivimos en círculos concéntricos. En este granizado a la deriva que llamamos primer mundo, seguimos pensando que nunca hemos vivido mejor. Seguimos equivocándonos. Seguimos teniendo demasiada prisa para vivir, y seguimos sin mostrar ningún respeto por la vida. Por la vida de los otros.

28 de julio de 2006

Personajes literarios en la playa

Cuenta M.Lorenci en el Diario Montañés que la iniciativa "Lee en la playa" recorrerá varias playas españolas repartiendo regalos playeros a todos los bañistas que lean o porten un libro. Lo más novedoso, es que el reparto lo harán actores ataviados como ciertos personajes literarios universales. Para quien tenga interés, la campaña recorrerá las siguientes playas: En el norte, la Lanzada en Pontevedra, Riazor en la Coruña, San Lorenzo en Gijón, el Sardinero en Santander y la Concha en Donosti. En el mediterráneo las de Lloret, Sitges, Salou, Benicassim, Gandía, Benidorm y Mazarrón. Por último, en la costa andaluza visitarán las playas de Torremolinos, la Victoria en Cádiz y Matalascañas en Huelva.
El que tenga interés en conseguir una colchoneta, un cubo y una pala o una pelota hinchable, puede acercarse a una librería y comprar un libro. Después solo es cuestión de sentarse en la playa a esperar pacientemente. Antes o después, alguno de estos personajes nos sorprenderá con un bonito regalo. Para aquellos que nunca hayan usado un libro aquí van algunas pistas: se pueden llevar con una sola mano, de manera que aún queda la otra para la sombrilla. Son ligeros, sufridos, y puede utilizarse en un apuro para abanicarse. Por último, pero no menos importante: no muerden.

27 de julio de 2006

Tour, pataleo, y testosterona

No podía ser. No era normal. Nadie en la historia del ciclismo había resucitado de esa manera después de una pájara antológica -Landis perdió más de nueve minutos- para convertirse en una especie de cohete al que ni siquiera el mejor escalador del Tour 2006, Carlos Sastre, pudo restar un segundo en la subida a Morzine. Es verdad que los ciclistas están hechos de una pasta especial, que son capaces de recuperaciones asombrosas. Pero una cosa es recuperarse para poder correr razonablemente, y otra muy distinta pasar de ser un calcetín a ser el Halcón Milenario en un sólo día.
La pérdida de sales minerales y otras sustancias vitales que supone un desfallecimiento como el que sufrió Landis en la etapa reina del Tour, produce tal desajuste en el organismo, que simplemente no es posible recuperar el máximo nivel de competición en menos de 12 horas. Mucho menos mejorarlo.
Pero Landis venía a ganar el Tour. Se hartó de decir que su objetivo era ese: incluso si no podía ganar una sola etapa. Y llegó la etapa reina, y con ella la llamada telefónica del insustituible Perico Delgado a Pereiro, que pasará a los anales de la historia del ciclismo: Perico -como el Cid- ganando tours después de la retirada. Y le pillaron con los pastelitos sin comer. O sea, una pájara de tres pares. Y al americano no le quedó más recurso que el pataleo de la testosterona. No sabemos si por propia iniciativa, o por la de otros. Pero L´equipe, que es como decir la biblia del Tour, no deja lugar a dudas en un titular tan escueto como contundente: Floyd Landis positivo.
Y a rey muerto, rey puesto: Oscar Pereiro es el quinto ganador del Tour de la historia de este país y Sastre -quizá el gran perjudicado de toda esta historia- sube al podio. Una pena que los dos no disfrutaran del premio en París, pero bien mirado, igual es mejor así. Mejor, porque el verano empezó dando la errónea impresión de que el fraude era cosa nuestra. Pero ahora sabemos que el fraude es también cosa de otros. Lo que es cosa nuestra, una vez más, es el Tour.

24 de julio de 2006

Perales incombustible


La noticia la da el Diario Granada. José Luis Perales vuelve a lanzar un disco, seis años después del último, con once nuevos temas. En el disco se incluye un dueto con Concha Buika que puede ser la guinda del trabajo. Para quien no conozca a esa maravilla de voz y de talento llamada Concha Buika, cito estos versos de uno de sus temas: "En este planeta mío, este en que tu gobernabas, yo ya he clavao mi bandera, tú no me clavas más nada".

Perales, don José Luis, dice que "es la primera vez que hago un disco como yo quiero", y asegura que nunca se lo ha pasado "tan bien".

Pues bienvenido el disco, y bienvenido el espíritu de este compositor incombustible, que después de tres décadas y de cientos de canciones, vuelve a la carga. Tanto si gusta como si no gusta su estilo, es obligado reconocer su esfuerzo. Ya podían animarse otros, que viven de cobrarnos más de la mitad de lo que gastamos en cedés, y que no han escrito una canción desde que Arconada vio pasar la final de la Eurocopa bajo su axila. Un aplauso para un compositor que se dedica a componer, y no a pasar la gorra a la salida del ministerio de cultura. Gracias Perales, tú si que vales.

21 de julio de 2006

Masturbación solidaria en Reino Unido


Leo en El mundo que "El Centro para el Sexo y la Cultura del Reino Unido" (¿Para cuando un ministerio de estas cosas aquí, ZP?) ha organizado una especie de maratón pajillero televisado por Channel four. Por lo visto, la cosa ya se organiza cada cinco años en San Francisco, donde el gentío se reúne para darle al asunto colectivamente y, dice la noticia, "depositar donaciones" -¿Donaciones de qué, Dios santo?-.
La cosa alcanza proporciones Berlanguescas cuando nos explican que "los participantes estarán apadrinados por familiares, amigos...." ¿Se imaginan a los abuelos y los niños jaleando, pongamos, al señor López? ¡Dale papá, que vamos ganando! ¡Manolo despacio que te va a dar algo!
La cosa recauda millones de dólares en EEUU que son destinados a programas educativos y de prevención. Digo yo que podíamos importar la fórmula. Si vuelve el chapapote (Dios no lo quiera), pues toda la tropa a cascársela a Finisterre, en plan solidario. Con un poco de suerte, desterramos los tele-maratones casposos que tenemos aquí, con tanta folclórica tapada hasta la nuez, y le damos un poco de alegría a la parrilla televisiva.
El remate llega cuando leemos que "todavía queda por establecer cómo se gana el concurso". Quien sabe. Igual admiten sugerencias en el Channnel four... hum

20 de julio de 2006

Política de privacidad

Nuestra política de privacidad describe como recogemos, guardamos o utilizamos la información que recabamos a través de los diferentes servicios o páginas disponibles en este sitio. Es importante que entienda que información recogemos y como la utilizamos ya que el acceso a este sitio implica la aceptación nuestra política de privacidad.

Cookies

El acceso a este sitio puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en el navegador utilizado por cada usuario para que el servidor recuerde cierta información que posteriormente pueda utilizar. Esta información permite identificarle a usted como un usuario concreto y permite guardar sus preferencias personales, así como información técnica como puedan ser visitas o páginas concretas que visite.

Aquellos usuarios que no deseen recibir cookies o quieran ser informados antes de que se almacenen en su ordenador, pueden configurar su navegador a tal efecto.

La mayor parte de los navegadores de hoy en día permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes:

  1. Las cookies no se aceptan nunca.
  2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie.
  3. Las cookies se aceptan siempre.

El navegador también puede incluir la posibilidad de especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente.

Dispone de más información sobre las Cookies en: http://es.wikipedia.org/wiki/Cookie

Web Beacons

Este sitio puede albergar también web beacons (también conocidos por web bugs). Los web beacons suelen ser pequeñas imágenes de un pixel por un pixel, visibles o invisibles colocados dentro del código fuente de las páginas web de un sitio. Los Web beacons sirven y se utilizan de una forma similar a las cookies. Además, los web beacons suelen utilizarse para medir el tráfico de usuarios que visitan una página web y poder sacar un patrón de los usuarios de un sitio.

Dispone de más información sobre los web beacons en: http://es.wikipedia.org/wiki/Web_bug

Terceros

En algunos casos, compartimos información sobre los visitantes de este sitio de forma anónima o agregada con terceros como puedan ser anunciantes, patrocinadores o auditores con el único fin de mejorar nuestros servicios. Todas estas tareas de procesamiento serán reguladas según las normas legales y se respetarán todos sus derechos en materia de protección de datos conforme a la regulación vigente.

Este sitio mide el tráfico con diferentes soluciones que pueden utilizar cookies o web beacons para analizar lo que sucede en nuestras páginas. Actualmente utilizamos las siguientes soluciones para la medición del tráfico de este sitio. Puede ver más información sobre la política de privacidad de cada una de las soluciones utilizadas para tal efecto:

Google (Analytics): http://www.google.com/intl/es_ALL/privacypolicy.html

Este sitio también puede albergar publicidad propia, de afiliados, o de redes publicitarias. Esta publicidad se muestra mediante servidores publicitarios que también utilizan cookies para mostrar contenidos publicitarios afines a los usuarios. Cada uno de estos servidores publicitarios dispone de su propia política de privacidad, que puede ser consultada en sus propias páginas web.

Actualmente este sitio alberga publicidad de:

Google Adsense: http://www.google.com/intl/es_ALL/privacypolicy.html

Cookie de publicidad de Google


Google utiliza la cookie de DART de DoubleClick en los anuncios publicados en sitios web de editores que muestran anuncios de AdSense para contenido. Cuando un usuario accede a un sitio web del editor de AdSense y ve un anuncio o hace clic en él, es posible que se introduzca una cookie en su navegador. Los datos que se recopilan a partir de estas cookies se utilizan para ayudar a los editores de AdSense a publicar y administrar mejor los anuncios de sus sitios y de toda la Web.

(Texto elaborado a partir del distribuido bajo licencia CC por online)