Lo más visto esta semana...

25 de julio de 2013

Siete años de Ventanuco

Mucho tiempo y muchas cosas han pasado desde julio de 2006. Un año en el que ETA todavía daba por culo, y en el que la gripe aviar apareció de repente, amenazando con ser la peste del siglo XXI. Harry Potter era aún un niño que no había alcanzado el final de la saga, y aquí, para no faltar a la costumbre, se reformaba de nuevo la Ley de Educación, mientras un Barça histórico conseguía su segunda Champions y la selección de baloncesto su primer Mundial.
 
Todavía creíamos, todavía soñábamos. Y de esos sueños y esa ilusión se llenó la red. Cientos, miles de blogs surgiendo y consolidándose por todas partes. Toda una generación de pioneros atolondrados que transformaron para siempre la forma de comunicarse globalmente. Con Facebook en pañales accesible sólo a algunos usuarios, y Twitter a un año de ver la luz, casi todo se cocía en los blogs y entre los blogs. En las comunidades de usuarios, en los grupos de comentarios, entre nosotros. Y siquiera por eso, por esa nueva forma global de entender la comunicación que surgió de entonces, y que a día de hoy tal vez sea la última esperanza para resistir contra viento y marea, estoy seguro de que mereció la pena. 

La vida, el tiempo, las costumbres. Todo cambia y te cambia. Huelga decir que cada día escribo menos, que cada día escribimos menos todos en general. Pero seguimos con las ventanas abiertas. Con la guardia alerta. Despiertos...

Gracias a todos por estar ahí. Por seguir ahí a pesar de que apenas os presto atención en estos últimos años. Un gustazo haber formado parte de esta experiencia. De esta aventura colectiva. Gracias de corazón.



8 de julio de 2013

Aclaración pública

A día de hoy, he recibido un correo de Don Daniel Vicente Carrillo respecto a una entrada publicada aquí y en el Ventanuco Bits que enlazaba a otro blog en el que se, según me cuenta, vertían contenidos difamatorios contra su persona. En este sentido me pide que lo aclare y me disculpe. Aquellas entradas ya no están accesibles, puesto que las borré en su momento. No obstante, la política de este blog nunca ha sido ofender a nadie, desde luego nunca de forma directa,  pero  tampoco enlazando contenido ofensivo si las partes aludidas así lo entienden. Siendo así, no tengo inconveniente en pedir disculpas a Don Daniel Vicente Carrillo si en su momento (2006) enlacé contenido difamatorio contra él (no dispongo a día de día de hoy de esos enlaces). Añadir que dicho contenido ha sido eliminado a petición del ofendido, y que Don Daniel Vicente Carrillo me ha brindado en 2013 su perdón a cambio de estas disculpas públicas. Y que ha empeñado su palabra en no ejercer acciones legales de ninguna clase contra mí si obraba según sus deseos.
Ni que decir tiene que lamento los perjuicios ocasionados y me abstendré de promover su difamación en lo sucesivo. Nunca ha sido la intención del Ventanuco ni de su autor difamar a nadie.