19 de agosto de 2006

Las tabacaleras ocultaron deliberadamente los daños que causa fumar

Conspiración. Así lo llama la jueza federal estadounidense Gladys Kessler. "Fumar cigarrillos causa enfermedades, sufrimiento y la muerte. Pese a que internamente reconocían este hecho, los acusados públicamente han negado, distorsionado y minimizado públicamente por décadas el peligro de fumar", explica en su fallo.
A pesar de la sentencia, un dictamen anterior de una corte de apelaciones impide cualquier sanción económica a las multinacionales del exterminio ralentizado.
O sea, nos han estado envenenado deliberadamente, han conspirado para hacerlo; la justicia lo considera un hecho probado, pero....

se van de rositas....

Cosas veredes, amigo Sancho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario