Lo más visto esta semana...

11 de septiembre de 2006

El lobo de este invierno se llama tuberculosis

Hace un año, la prensa empezó a alertarnos sobre la catástrofe que se nos avecinaba. En un plazo muy corto, la gripe aviar nos mataría a todos. La economía se hundiría en todo el globo, y los supervivientes, como Mel Gibson en Mad Max, pulularían por ahí haciendo carreras de coches vestidos como Alaska y los Pegamoides.
Pero como ya tenemos una vacuna segura y eficaz contra la gripe aviar, hay que buscar otro lobo: el miedo vende mucho, y el rebaño no puede estar sin miedo, no sea que descubra al mago de Oz.
Este año le toca a la tuberculosis. O eso dice El mundo, en su suplemento de salud:

"...La situación es muy seria. Sin intención de asustar pero con la idea de llamar la atención sobre una importante amenaza para la salud pública, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de la rápida expansión en todo el mundo de una cepa muy resistente de la tuberculosis, que no responde a ninguno de los fármacos disponibles...Una de las razones por la que están preocupadas las autoridades sanitarias, además de por la agresividad de esta cepa, es por el hecho de que la tuberculosis se transmite rápidamente en espacios cerrados, como puede ser un avión."

Alucinante eso de "sin intención de asustar", y curioso lo del avión (el lobito de occidente de un tiempo a esta parte) como si un autocar no fuera también un espacio cerrado. ¿Y a qué se debe esta nueva amenaza, me preguntaba yo? Hasta que encontré esta pista...

...el mayor problema es para los pacientes seropositivos. La expansión de la cepa XDR-TB en África podría frenar las esperanzas de contener la epidemia del sida. "No es útil invertir dinero en los programas antisida si los pacientes van a morir a las pocas semanas por culpa de esta cepa de la tuberculosis", concluye el Dr. Nunn.

¡Amiguete! ¡Otra vez es el billete!

1 comentario:

  1. No olvides que con la gripe aviar se tomaron medidas.

    ResponderEliminar