Lo más visto esta semana...

29 de septiembre de 2006

La guerra que no cesa: primero fue Grass, y ahora Hemingway

Tras la conmoción que produjo la revelación de la pertenencia a las SS de Günter Grass, le toca el turno a Ernest Hemingway. Estas frases, están extraídas de algunas de sus cartas:

"Una vez maté a un kraut de los SS particularmente descarado. Cuando le advertí que lo mataría si no abandonaba sus propósitos de fuga, el tipo me respondió: Tú no me matarás. Porque tienes miedo de hacerlo y porque perteneces a una raza de bastardos degenerados. Y además, sería una violación de la Convención de Ginebra. Te equivocas, hermano, le dije. Y disparé tres veces, apuntando a su estómago. Cuando cayó, le disparé a la cabeza. El cerebro le salió por la boca o por la nariz, creo"

"He hecho el cálculo con mucho cuidado y puedo decir con precisión que he matado a 122. Uno de esos alemanes era un joven soldado que intentaba huir en bicicleta y que tenía más o menos la edad de mi hijo Patrick."

Una vez más, la evidencia resulta aterradora: ni las mentes más brillantes escapan al escalofriante embrujo de la guerra y la muerte. Lo dijo Hobbes: el hombre es un lobo para el hombre.

4 comentarios:

  1. Si saliese a la luz eso en España más de una sorpresa habría...

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón tienes, Andrés.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:42 a. m.

    Pues parece que ha matado a más personas que libros ha escrito.Es cierto, la guerra y situaciones extremas hacen que nos convirtamos en animales.Una lástima.
    ZARAtustra

    ResponderEliminar
  4. Pues eso parece, Zaratrusta

    ResponderEliminar