Lo más visto esta semana...

27 de octubre de 2006

Waterboarding, o los vientos que sembramos

El vicepresidente de los Estados Unidos, Dick Cheney ha reconocido que se somete a los principales sospechosos de Al-quaeda a una técnica de interrogatorio llamada Waterboarding (algo así como el entablado pasado por agua). La administración Bush no considera que el waterboarding sea una tortura, y autoriza a la CIA su uso. "It's a no-brainer for me", dice Cheney: vamos, que la cosa no le quita el sueño.

Técnica:
La víctima es atada a un tablero, desde el que se la gira o se la hace descender en un recipiente de agua hasta que cree que morirá ahogada de forma inminente. En ese punto, se la saca del agua y se la reanima. Esta rutina se repite si se estima conveniente. Existen distintas variantes, pero todas tienen en común que la persona torturada está próxima a ahogarse. La técnica está diseñada para ser tanto una tortura física como psicológica.
La variante de la CIA, descrita en 2005 por su director, Porter J. Gross, como una técnica profesional de interrogatorio, implica atar a la víctima a una tabla con la cabeza más baja que los pies, de forma que es incapaz de moverse. La cabeza se cubre entonces con una tela atada fuertemente y se hace caer sobre la misma un potente chorro de agua. Respirar en esas condiciones es extremadamente difícil, lo que hace que la víctima entre en pánico ante el temor de una muerte inminente por asfixia.
Sin comentarios

8 comentarios:

  1. Y este es el bando que se supone de los buenos, ¿no?. Joio mundo... está patas arriba.

    ResponderEliminar
  2. joder, joder, joder... me recuerda a la inquisición... nunca aprendemos nada de nada de las cosas malas que hacemos... qué asquito por dios!!

    Joer... si ahora te dejo un beso queda muy superficial???? Bueno, en cualquier caso, besos..

    ResponderEliminar
  3. ¡La locura es que lo reconozcan!
    (Que lo utilicen sí me lo creo, ¡cómo no!)

    Sònia, no hay que ir tan lejos reina, en las dictaduras sudamericanas (Plan Condor), semi-educadas por el norte, se utilizaba ese mismo método de tortura, entre otros muchos (no sé si con tabla o sin ella), y se le llamaba el 'submarino'.

    ResponderEliminar
  4. Yo creía que estas técnicas habían desaparecido hace mucho tiempo de los paises ¿civilizados?, solo de pensarlo me entra un agobio tremendo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Y esa es la primera democracia del mundo, según dicen!!!...

    Manda güevos!!!...

    ¿Y eso no es tortura?... Me lo expliquen...

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  6. Fitzgerald ya nos lo dijo o advirtió un tiempo atrás bajo el formato de un aparente drama romántico: el sueño americano fue justamente eso, un sueño, una ilusión [que encandiló a unos cuantos]. Si me permitís te dejo en inglés, pues veo que tenés una suerte de traductor a mano, el penúltimo párrafo de “The Great Gastby” que en cierto modo ilustra y resume lo que acabo de decir:

    […] I thought of Gatsby’s wonder when he first picked out the green light at the end of Daisy’s dock. He had come a long way to this blue lawn, and his dream must have seemed so close that he could hardly fail to grasp it. He did not know that it was already behind him, somewhere back in that vast obscurity beyond the city, where the dark fields of the republic rolled on under the night. […]

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Me fui y volví para subsanar la elipsis que tracé sin darme cuenta: […] una suerte de traductor a mano […] en "WordLingo" o "Google Translate". Hasta ahora no encontré uno mejor, si es que existe un buen traductor gratuito.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:58 p. m.

    This site definitely has all the info I needed concerning this subject and didn't know who to ask.
    Also visit my page - Binary options platforms

    ResponderEliminar