Lo más visto esta semana...

30 de noviembre de 2006

Como no nos entienden les rompemos el coche...

Muchos nos quedamos de una pieza tras ver recientemente el incidente de la botella de agua. ¿Un hecho aislado? Pasen y vean. Tras la demostración de los marines, el dueño del coche, que estaba transportando unas maderas, se confiesa a los reporteros: "soy un taxista, el coche era mi medio de vida..."

12 comentarios:

  1. Serán hijos de ...
    Los dueños del mundo, los mas dictadores, pero ellos se llaman demócratas, los que están presentes en todos los conflictos ya que son muy quijotes y quieren que haya paz (en donde tienen algo que ganar).
    En donde la pena de muerte aún existe en algunos Estados, en donde en cada familia hay dos o tres armas de manera legal, en donde...
    Lo siento, puedes si lo deseas borrar este comentario.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hijos de la gran ****. Luego se preguntarán porqué se les quiere tanto.

    Como ellos se dedican al negocio de la muerte, los medios de vida de los demas se la sudan...

    ResponderEliminar
  3. Te pido disculpas por no ver el video pero la verdad bastante mal lo pasé con lo de la botella....
    Sigo considerándolos como la peor peste que asola la tierra y no creo que pueda sentir en mi vida más odio y asco que el que siento por esas personas.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez entiendo más a los árabes...

    Cada vez comprendo más y mejor lo que hacen...

    Lo que siembras, lo recoges...

    Luego llorarán y se lamentarán cuando les pase lo que seguro les pasará... y le echarán las culpas a los países que no están "civilizados"...

    Pues su "civilización" no gracias... los animales tienen más sentimientos humanos que ellos...

    Un saludo...

    ResponderEliminar
  5. Unjubilado, Javier, Tito, Delokos: qué voy a decir que no dijerais ya vosotros. Suscribo todo lo dicho, con una única puntualización. Si generalizamos, cometemos el mismo error que ellos.
    La culpa es del sistema que tienen montado, no de las personas que se ven atrapadas por él. Hay mucho mal nacido, como estos cabrones del vídeo, o los hideputas de la botella, o aquellos de la prisión de Abi Graim. Pero también, entre 300 millones de seres humanos, millones de magníficas personas. De hecho, entre las primeras víctimas de toda esta tragedia están esas madres que ven llegar cada día a sus hijos metidos en bolsas de plástico negro. Yo creo que no conviene olvidar el matiz.

    ResponderEliminar
  6. De esta historia no se va a sacar nada bueno... He visto historias como estas y la historia pasa factura...

    ResponderEliminar
  7. Qué razón tienes annakin31. He visto lo que quieres decir en tu post, cuya lectura, por cierto, recomiendo desde aquí, y es cierto: estas cosas dejan huella. Un amigo mío lo explicaba así: "si clavas un cuchillo en una puerta, después puedes arreglar la puerta: barnizarla, lijarla y dejarla aparentemente como nueva. Pero sólo aparentemente. Las cuchilladas, bajo el barniz, el lijado y la pintura, permanecen intactas.

    ¡Un saludo, y bienvenido!

    ResponderEliminar
  8. Que hijos de su madre...y encima hay que dar las gracias porque la han tomado con el coche y no contra uno de ellos :-(

    ResponderEliminar
  9. biosbardos10:17 p. m.

    Lo único que puedo decir, que ya sé que lo del ojo por ojo está mal a veces, pero creo que en este caso, lo mejor sería hacerles lo mismo, pero quizás con ellos dentro del coche... Siento ser tan radical, pero es lo que siento ahora mismo...

    ResponderEliminar
  10. Eso es verdad Mina, otros no han vivido para contarlo.
    No me extraña que sientas eso biosbardos. Estas cosas te hacen sentir frustración, impotencia y rabia en cantidades industriales...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo7:32 p. m.

    Sin palabras. Que maldad y poca sensibilidad. Pienso lo mismo que tito kokin.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que todos pensamos lo mismo Goathemala.

    Saludos!

    ResponderEliminar