Lo más visto esta semana...

24 de noviembre de 2006

Meme. Por qué nos llamamos como nos llamamos

Javier me ha pasado este meme, que se le ha ocurrido a Bibiana después de leer un curioso post de Simio. Se trata de explicar el nombre del blog.
En mi caso, la cosa no tiene demasiado misterio. Cuando comencé el blog pensé en una pequeña ventana desde la que asomarme a la blogosfera y al mundo; pero como la ventana le sale mucho mejor a Gemma Nierga, y mis aspiraciones eran más modestas, se quedó en el ventanuco.
Desde el primer momento el nombre me gustó, porque siempre he pensado que los ventanucos tienen un encanto especial, como aquel ventanuco (atención: las palabras que vienen a continuación podrían ser muy cursis. Si su médico le ha prevenido al respecto, abandone la lectura inmediatamente) desde el que Heidi daba los buenos días a Pichí. Pero de forma especial, recuerdo que en la casa de mis abuelos maternos, sobre las puertas de las habitaciones, había un ventanuco de cristal. Esta costumbre se ha abandonado en los edificios modernos. Cuando me acostaban, siendo niño, me llegaba a través del cristal el rumor amortiguado de las veladas familiares: el eco de lo que entonces era el mundo para mí.
Ahora, el eco del mundo, mucho más complejo que aquel otro mundo de mi infancia, me llega también desde este otro ventanuco que comparto con vosotros.

Y ya que estamos con dibujos animados, como decía Bugs Bunny: ¡Eso es todo amigos!

Ahora viene a quién se lo paso. Ya que el meme va de nombres, estos tres me parecen bastante curiosos: siete minutos antes de la medianoche, es abril y nieva, y escapando de la luna.

4 comentarios:

  1. Lo de Heidi no lo comento, que yo era más de mazinguer z y sus !!pechos fuera!!!, jajajaja..

    Yo también viví temporadas en la infancia en casas con ventanucos como el que hablas. Y aún hoy alucino cuando visito algunas casas donde los techos son altos (no como los de espe, claro) pero que permiten ventanucos de ese tipo.

    ResponderEliminar
  2. Buena explicación, a mí también me gustan esas casas viejas con ventanucos, piso de madera y techos altos!

    Ahora, yo no me acuerdo de la ventanita de Heidi, pero a partir de ésto, supongo que todos andamos con edades similares (+-5), juaaaaa!! (¿o en España se pasó después?)

    ResponderEliminar
  3. Puños, Javier, puños. Los pechos eran de Afrodita. ¡... en qué estarías tú pensando!
    Pues sí, Javier, Bibiana, ya no se hacen casas como las de antes...
    No recuerdo cuándo se pasó Heidi exactamente. Yo ando en los 37, para ser exactos, y recuerdo la serie bastante bien, aunque aquí no había mucho donde elegir entonces: dos cadenas, y una de ellas 4 o 5 horas al día nada más.

    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  4. Ahh.. pillín, tu también te fijaste en afrodita... jajajaja

    ResponderEliminar