Lo más visto esta semana...

24 de marzo de 2007

Bailt Cars: quien hizo la ley, hizo la trampa...

Los Baits cars son coches trampa utilizados desde 2002 en los Estados Unidos, Canadá, y otros países, para poner a buen recaudo a los amigos de lo ajeno. Se trata de coches que siguen el diseño y las características de los modelos más robados, y son dejados como señuelo en zonas en las que los robos son frecuentes. La gran diferencia respecto a los coches convencionales, es que los Baits cars van equipados con GPS, cámara oculta, y un dispositivo que permite a la policía parar el motor y bloquear las puertas por control remoto. La tecnología, como sabemos desde que se inventó el lavavajillas, siempre suele facilitar las tareas más ingratas....

6 comentarios:

  1. Un avance genial. Un fruto de la imaginación. Con toda la novela negra que leo y la realidad siempre va por delante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Para bien y para mal, así es compañero: la realidad siempre supera a la ficción...

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Baakanit, la prueba está en que se cobran buenas piezas...

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno... Me encanta el monólogo del ladrón.

    A mi compañero le robaron el coche 4 veces en un mes y medio, tenía un Ford Escort (por lo visto son sencillos de abrir). Los tíos se lo llevaban de farra y lo devolvían, hasta que tuvieron un accidente con él.

    Ni los pillaron, ni los pillarán, y tuvo que comprarse un coche nuevo.

    ResponderEliminar
  5. El monólogo es de antología Rufo. Un absoluto inconsciente, de pronto ES CONSCIENTE del alcance de sus actos. Psicología en directo...

    ResponderEliminar