Lo más visto esta semana...

20 de marzo de 2007

Cómo son 205 millones de dólares

Se trata de la mayor confiscación de dinero en metálico en la historia de la policía mexicana. El dinero procede del narcotráfico y suma la bonita cifra de 205 millones de dólares. Yo nunca había visto tanto junto. ¿Y tú?

8 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Eh, quién le ha sacado una afoto al salón de mi casaaaaaaaaaaaaaa!!!!!

    Juas, juas, juassssssss...

    Además los dólares son muy vistosos, todos verdes e igualicos ellos... ¿no será como el timo de la estampita y debajo habrá periódicos?

    En España, si hiciesen lo mismo, habría dos variantes: serían morados y los confiscarían en una constructora...

    Juas, juas, juassssssssss....

    ResponderEliminar
  2. Pues no, es una pasada de papel. Vamos, que de ahí quitas un montoncito, nadie se entera y a vivir como un "majará"

    ResponderEliminar
  3. Que haran con todo eso? Seguramente lo "quemaran"

    Bueno 205 millones, son los que entregaron, y no en realidad lo que confiscaron, hay que revisarle los bolsillos a eos agentes.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!!! Yo ni siquiera había visto 200€ juntos. O casi...

    Delokos el otro día en una constructora vi soltar 6000€ en billetes de 500 nuevecitos como señal por la compra de un terreno (o sea, doce billetes de mierda). Si ahí había 6000€ no quiero ni pensar en lo que hay en esa foto.

    ResponderEliminar
  5. Delokos... No sé si hay periódicos debajo, pero sólo con los de arriba, unas buenas vacaciones si que te pegas sí... jeje

    Impresionante ¿verdad Ulyses?

    Baakanit, Baakanit, qué mal pensado eres, jejeje

    Pepino, cuidadín por dónde te mueves que te veo en Alahuín de la Torre jejeje

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. El día que vendí mi primer piso se presentó en el notario el papá de uno de los dos querubines que iban a comprarlo con diez millones de pesetas (de las de 1990) en billetes, que al parecer escondía en casa por desconfianza a los bancos.
    Una vez la pasta en casa -hasta el día siguiente no la podíamos ingresar- empezamos a plantearnos, primero en broma y cada vez más en serio- si valía la pena enterrar el dinero en la nueva casa, tal como teníamos previsto, o irnos a conocer mundo hasta pulirnos, aproximadamente, las 3/4 partes de la "fortuna".
    Al final triunfó la normalidad. Despues de tanto tiempo, créeme Javier si te digo que tanto mi esposa como yo nos hemos arrepentido muchas veces de no haber sido más valientes.

    ResponderEliminar
  7. Pero existe tanto dinero?

    Venga! Seguro es un montaje!

    ResponderEliminar
  8. Eso pasa a menudo Bernardo, esas cosas que no hacemos por pensarlas demasiado, ¿verdad? Pero eso es la vida: elegir a cada paso. En fin, no le des más vueltas: caminante, no hay camino...

    Armando, para mí que existe eso y más... La pena es que está muy mal repartido... jeje

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar