Lo más visto esta semana...

5 de marzo de 2007

Karoo blues, un hermosa historia de pastores y blues...

A veces trastear en youtube proporciona sorpresas muy gratas. Encuentras un vídeo por casualidad en una lista de enlaces, la curiosidad te lleva a preguntarte qué historia hay detrás, realizas unas cuantas búsquedas en google, y por fin, aparece una fantástica historia. Una historia como ésta: Hannes Coetzee es un guitarrista sudafricano intérprete de Karoo Blues, una extraña variante del blues desarrollada por los pastores y esquiladores de las regiones deshabitadas del país. Al igual que la lengua Afrikaans, esta música está impregnada de influencias nativas y coloniales. Lo extraño en el caso de Coetzee es que toca su guitarra.... con una cucharita de café:
Coetzee es el representante de toda una estirpe de viejos músicos olvidados en las regiones más remotas de Sudáfrica. El cantautor sudafricano David Kramer, se interesó en 2001 por estos sonidos, y escogió a Coetzee para acompañarle en un viaje a través del interior de Sudáfrica con la intención de realizar un documental sobre estas extrañas variantes folckóricas ya casi perdidas. El resultado fue el festival Karoo Kitaar Blues. Por supuesto, Coetzee fue la estrella del festival:

5 comentarios:

  1. Fantástico!!
    Cuántos músicos "usted", hay escondidos.

    Buen lunes!

    ResponderEliminar
  2. ¿verdad que es fantástico? Y la musiquilla... con escucharla un par de veces se pega el ritmo; tiene un no sé qué... ¿verdad?
    Yo la he estado silbando esta mañana.. jeje.

    ¡Un saludo, y buen lunes para ti también Bibiana!

    ResponderEliminar
  3. Da gusto visitar su blog!
    tui tuirutuiruu

    ResponderEliminar
  4. Me imagino al señor endulzando un cafecito antes del concierto, luego se mete la cuchara en la boca para limpiarle los residuos del café con la lengua y terminando con una nota metálica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Lo que da gusto es que paséis por aquí Armando. ¡Muchas gracias!

    Una estampa que le viene como anillo al dedo a este buen hombre. Cuántas historias fantásticas hay escondidas detrás de cada ser humano ¿verdad?

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar