Lo más visto esta semana...

21 de abril de 2007

Jamón contra el envejecimiento

Yo ya tenía mis sospechas, pero la universidad de Salamanca (si lo dicen en Salamanca, va a misa) acaba de confirmarlas:

De acuerdo con los resultados de un estudio desarrollado por el equipo de la profesora Paula Mayoral, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca, incluir en la dieta ese derivado cárnico del cerdo retrasa el envejecimiento al ejercer un efecto positivo sobre el conocido como estrés oxidante. ...el resultado más novedoso e importante del estudio es la demostración del efecto positivo que tiene la ingesta de este tipo de jamón sobre el estrés oxidativo, culpable en parte de los procesos que desencadenan enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer. ...Los beneficios se basan en un incremento de las sustancias antioxidantes totales, como la peroxidasa o la dismutasa, entre otras.

Ya sabéis, menos gimnasios, y más jamón del bueno...

Más información en La Crónica.

12 comentarios:

  1. Yo creo que sale más barato el gimnasio.

    ResponderEliminar
  2. Igual sí Pepino, pero dónde va a parar...

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  3. Andrés Milleiro9:17 a. m.

    Con lo bueno que está el jamoncito aquí...

    ResponderEliminar
  4. Y si lo riegas con un vinito para evitar accidentes cardiovasculares, ya ni te cuento.

    ResponderEliminar
  5. Ahhh, yo quiero este tipo de vida, sisisi, ma qué gimnasio ni gimnasio!!! :-)

    Sólo falta que estudien las bondades del dulce de leche para con el humor y la depresión, jajajaaaa, y digo Aleluya!!!

    ResponderEliminar
  6. A partir de ahora, para el desayuno, la comida y la cena jamón, pero esas cosas como la peroxidasa o la dismutasa, para ellos, no vaya a ser que me intoxique.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, si crian a los cerdos de manera natural y sin meterles porquerías... y si no tienen la tenia dentro..

    Lo siento, es que esto de ser vegetariana es lo que tiene!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Nada más que leyendo el título del post me he puesto a salivar ;)

    ¿Conocéis a alguien que haya aborrecido el jamón?

    Saludos celestiales :)

    ResponderEliminar
  9. Gim.. glups...nasios...hmmm... ¿Y eso que és?

    ResponderEliminar
  10. Pues no sabría decirte Chiqui: yo los gimnasios sólo los he visto desde fuera.. jeje

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Hola Javier! tienes razón, si lo dicen en Salamanca, tiene que ser verdad ;)

    No en balde hay dicho, "quien quiera saber a Salamanca", y con el Jamón, que alegría me dá la Dra. de la Universidad, comer Jamón serrano, jo que no son horas para leer esto..

    Un besote.. si no hay nada mejor que la dieta mediterránea, y si no que se lo cuenten a los que vienen de turismo.. ;)


    P.D. Caramba ahora, unas tapitas de jamón, con un vinito fresquito, algo de queso (el tipo me es indiferente, soy la gemela de un ratón).. lo dejaré porque hay unos ruidos estomacales increibles :P

    ResponderEliminar
  12. Hola Memori@..
    Pues sí: primero fue el fuego, después la rueda, y al fin la dieta mediterránea... La evolución es lo que tiene. Lo de las tapitas suena de fábula, la verdad.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar