Lo más visto esta semana...

17 de abril de 2007

Steve Jobs: una lección de vida

Steve Jobs, fundador de Apple y Pixar, y creador del Macintosh, habla sobre su vida, y la forma en que todo lo que hacemos se conecta antes o después, en un discurso de graduación de Standford:

Durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: si hoy fuese el último día de mi vida ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy? Si la respuesta era no durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.

Está subtitulado al castellano, y no tiene desperdicio:



Esta entrada se la dedico a los alumnos de Ángel, a sus blogs, y a todos los estudiantes que en cualquier parte empiezan a seguir a su corazón...

14 comentarios:

  1. Chihiro3:13 p. m.

    Me ha encantado, gracias por compartirlo con nosotros!
    :-)

    ResponderEliminar
  2. Me permitirá plagiarle por una vez, es un discurso que merece ser escuchado

    ResponderEliminar
  3. Excelente video Javier, gracias por mostrárnoslo.

    Primera vez que lo escucho hablar, muy buena la forma en la que se desenvuelve, increíble todo lo que tuvo que pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Chihiro: desde luego, es un discurso para enmarcar.

    Armando, plagie usted cuanto guste, faltaba más. Es un discurso que merece ser escuchado y difundido tanto como se pueda, desde luego.

    Baakanit, lo que tuvo que pasar es lo que le enseñó. Un discurso memorable, que nos enseña muchas cosas de una forma muy sencilla...

    ¡Saludos a todos!

    ResponderEliminar
  5. Excelente discurso... Para recordar...

    ResponderEliminar
  6. El sueño americano, con trabajo y esfuerzo el que no se hace rico es porque no quiere. A uno de cada millón le funcionará, a los otros... pues eso.

    ResponderEliminar
  7. También es cierto Pepino.
    De todos modos yo no creo que este discurso hable del sueño americano, si no más bien de algo mucho más universal: la esperanza, el destino, el sentido de la vida...

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  8. Impresionante. parece un filósofo estoico. ¡Quién dijo que del mundo binario estaba excluida la filosofía!

    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Todos los caminos conducen a Roma, amigo Goathemala...

    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Javier: Escribo avergonzado por haber visto tu post tan tarde. Acabo de verlo ahora y me ha emocionado su contenido. Más allá del sueño americano, que también lo és, y mucho, está esa reflexión sobre los universales de la que hablas. La franqueza con la que habla de la vida y la muerte; del afán por ser siempre uno mismo y encontrar el propio camino; del fracaso y la forma de enfrentarse a él, nos llega y alecciona a todos, tanto jóvenes como adultos.
    Muchísimas gracias, de verdad, Javier. Se lo transmitiré a mis alumnos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ángel Encinas ha actualizado este post con una referencia en su blog.

    El vídeo es una lección de vida. Una lección de honor y sinceridad.

    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  12. La lección que saco es que hay que ser uno mismo, hacer lo que uno ama y amar lo que uno hace. No obstante, el sueño americano me parece un gran mentira. Las circunstancias no determinan pero sí condicionan y mucho, hay circunstancias difícilmente salvables salvo que un@ sea un héroe o heroína.

    Sin embargo, me quedo con la enseñanza que transmiten, es muy buena.

    Un saludo, Montse.

    ResponderEliminar
  13. Como si no tuvieras otra cosa que hacer que leer el Ventanuco, Angel.
    Yo también llevo varios días sin actualizar, ni pasear por la blogosfera. Pero esto es así, qué le vamos a hacer, como dijo aquél, hay otro mundo ahí afuera...
    El discurso tiene mucho de sueño americano, como apuntaba Pepino, de eso no hay duda. Y mucho de revancha (hacia microsoft,su propia empresa, o hacia su pasado), pero al mismo tiempo contiene otras muchas cosas que se pueden leer entre líneas. Su reflexión sobre la vida y la muerte que tú apuntas, por ejemplo. Yo creo que nunca había escuchado a nadie decir que la muerte es el mejor invento del mundo. Suena tremendo, pero es bien cierto. Más que el camino recorrido, lo interesante son las lecciones que extrae de ese recorrido.

    ¡Un abrazo!

    Lu, comparto tu opinión. A veces la vida es la mejor escuela. Muchas gracias a ti por asomarte por aquí...

    Montse, pues no sacas poco, la verdad, aunque tienes razón, el mito del sueño americano es falso en una parte, y la apuntas muy bien: las circunstancias no siempre pueden remontarse.
    Por otro lado, es cierto también que ante las mismas circunstancias, la determinación, el empeño, y el estado de ánimo pueden marcar la diferencia necesaria. Existe todo un espectro de grises que va desde la trayectoria idílica de Jobs hasta el síndrome de indefensión aprendida de Seligman. Una de las cosas más interesantes del discurso es que puede mover nuestro estado de ánimo en la dirección correcta.

    ¡Un saludo a todos!

    ResponderEliminar