Lo más visto esta semana...

30 de mayo de 2007

Las monedas de Judas


Según cuenta hoy el País , casi cincuenta y dos millones
de dólares (más de treinta y ocho millones de euros) es la cifra que dice haber pagado el arzobispado de Chicago a las más de doscientas personas que han
presentado demandas judiciales en casos vinculados a abusos sexuales.



Ante semejante noticia, uno no deja de plantearse algunas cuestiones, como por ejemplo ¿qué clase de gigantesco cepillo dominical permite a una archidiócesis disponer de más de seis mil trescientos millones de las antiguas pesetas para gastar en arreglos judiciales?



Y otra: si se han presentando más de doscientas demandas, ¿cuántos más son los que callan?








5 comentarios:

  1. La cifra es espeluznante, la de las denuncias, que como bien decís, debe ser un mínimo porcentaje de los abusos totales.

    Y dicen en El País que los curas denunciados, o están muertos, o están apartados de su cargo en la Iglesia.
    Y digo yo, no debieran estar presos?

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece increíble que se pague para callar bocas y sobretodo para que no haya juicios y se aireen todos los trapos sucios de la Iglesia. Por que, es muy probable que además de los curitas implicados, altos cargos hayan estado ocultándolo durante años. Y el que oculta un delito, no nos olvidemos, también es culpable.
    Ahora que también tonto el que se deja comprar su silencio, para que un futuro se repite la misma historia.

    ResponderEliminar
  3. Buena pregunta Bibiana: pero ya sabes que un buen arreglo extrajudicial a veces puede evitar una condena... Triste.

    Lughnasad: en eso tienes razón, callando se incrementa la probabilidad de que la historia se repita. Lo cierto es que muchas víctimas de estas situaciones pertenecen a clases sociales muy desfavorecidas y están en situaciones dramáticas. Tanto dinero de golpe en esas circunstancias es una tentación difícil de eludir...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que las indemnizaciones judiciales en USA son exageradas pero en este caso de abusos es muy difícil cuantificar el daño recibido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Cierto Goathemala: la cuantía del daño no se mide en términos monetarios, me temo.

    ¡saludos!

    ResponderEliminar