Lo más visto esta semana...

17 de julio de 2007

Web 2.0: primero temblaron los periódicos, ahora les toca a los bancos...

Desde hace unos años se viene especulando con el inminente final de la prensa escrita tal y como la conocemos. La distribución gratuita, el crecimiento de las redes sociales, y la información en la red, parecen ser las causas principales de este fenómeno. Y aunque salgan a la luz nuevos proyectos contra todo pronóstico, lo cierto es que el sector se ha visto obligado a adaptarse a los nuevos tiempos.
Ahora el turno le ha tocado a las entidades financieras. Lara Miller, una diseñadora de 27 años, es la responsable de una propuesta que puede convulsionar la banca tradicional. Se trata de Prosper, un portal en el que unas personas prestan dinero a otras. Algo así como un EBay para el dinero. La compañía se encarga de contrastar la solvencia de sus usuarios, y se puede participar con una inversión mínima de 50 dólares. El funcionamiento es muy sencillo. Si necesitamos un préstamo, creamos un anuncio indicando cuánto necesitamos y el interés máximo que estamos dispuestos a pagar. Si queremos prestar dinero, seleccionamos un usuario al que prestar, y anotamos nuestra oferta, con la cantidad que vamos a aportar (todo o una parte), y con qué interés, hasta el máximo que está dispuesto a pagar el otro usuario. Prosper selecciona las mejores ofertas para cada solicitud hasta cubrir la cantidad pedida, y las combina en un sólo préstamo.
Prosper mata dos pájaros de un tiro: es una forma muy atractiva de obtener dinero para proyectos personales, y al mismo tiempo una interesante forma de invertir pequeñas cantidades obteniendo una buena rentabilidad. En otros términos, hace lo mismo que han estado haciendo los bancos hasta ahora: jugar con nuestro dinero. La diferencia fundamental es que ahora quien juega es el propio inversor. De momento está disponible en Estados Unidos, pero una cosa así no tardará en llegar a todas partes.

A estas alturas, mas que de web 2.0 deberíamos empezar a hablar de Mundo 2.0

2 comentarios:

  1. Me ha impactado esa nueva forma de prestar.

    Aunque proyectos así crean nuevos tipos de fraude!

    Te cuidas

    ResponderEliminar
  2. Es una idea muy innovadora Baakanit. No te falta razón en eso: hecha la ley, hecha la trampa...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar