Lo más visto esta semana...

10 de agosto de 2007

Lluvia de estrellas el domingo: las lágrimas de San Lorenzo

Este domingo es 12 de agosto: el momento de mayor intensidad en la lluvia de meteoritos de las Perseidas. Según la tradición popular, las Perseidas son las lágrimas que vertió San Lorenzo al ser quemado en la parilla. Desde Bad Astronomy nos hacen una serie de recomendaciones muy útiles para seguir el fenómeno que paso a resumir:
El mejor momento para presenciarlo es el punto intermedio entre el anochecer y el amanecer, que suele coincidir con la medianoche del domingo, aunque ya desde el viernes y hasta el próximo lunes pueden verse estrellas fugaces con una frecuencia mayor de la habitual.

Busca un lugar con cielo abierto, lejos de edificios: cuanto más cielo veas más posibilidades tienes de ver meteoritos. También es importante estar lejos de las luces: cuanto más oscuro sea el cielo, más visibles serán los meteoritos.

Aunque el fenómeno cubre la bóveda celeste, irradia con más intensidad desde la constelación Perseus: por lo tanto mirar hacia el este aumentará tus posibilidades de ver meteoritos.

Procura llegar un poco antes al lugar escogido, para que tus ojos se adapten a la oscuridad y tus pupilas se dilaten. Si necesitas algo de luz, usa una linterna tapada con papel celofán rojo: la luz blanca disminuye tu visión nocturna.

No olvides disponer de todo lo necesario para estar cómodo; el fenómeno puede durar varias horas. Una silla o tumbona reclinable, ropa de abrigo -de noche refresca en espacios abiertos y estarás inmóvil-, una manta, e incluso un gorro o sombrero: perdemos la mayor parte de nuestro calor por la cabeza.

Mejor prismáticos que telescopio. Los meteoritos ocupan buena parte del cielo y son rápidos; con un telescopio será más difícil que veas algo.

Una carta celeste con las principales constelaciones te ayudará a aprovechar la ocasión para tratar de ver otros astros, como Júpiter, que es bastante visible en estas fechas.

Si puedes, duerme una buena siesta ese día: la noche es larga y el cansancio es mayor cuando no nos movemos y concentramos nuestra atención. Si vas acompañado de un grupo de amigos o familiares será más fácil que permanezcas despierto y disfrutarás más del espectáculo.



¡Que disfrutéis..!

6 comentarios:

  1. He de decir que cuando recién empecé a vivir en el hemisferio norte, extrañaba y despotricaba mucho con que acá no habían tantas estrellas como en el sur (y no estaba la Cruz del Sur!!!!), que no se veía la Vía láctea en su plenitud y bla bla bla...

    Debo reconocer, que una noche de esta lluvia maravillosa del norte, me hizo des-extrañar, y maravillarme!!

    A disfrutarrrr!!! :-)

    ResponderEliminar
  2. Todos los cielos tienen sus maravillas Bibiana. Las diferencias a veces tienen más que ver con la altura o la luminosidad del ambiente que con el hemisferio; aunque es una maravilla poner tener dos: así disfrutamos el doble... jejeje

    ResponderEliminar
  3. Yo ya he visto alguna estrella fugaz el viernes y el sabado, a ver si hoy tenemos suerte no hay nubes y se puede ver bien. Yo intento no perdermela ningun año.

    ResponderEliminar
  4. Espero que pudieras ver la lluvia Pili, a mí al final no me fue posible.


    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Pues al final no la vi porque me fui pronto a dormir :(

    ResponderEliminar
  6. Tendremos que esperar al año que viene entonces...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar