Lo más visto esta semana...

10 de septiembre de 2007

Cómo actuar en caso de encontrarnos frente a un león...

Si alguna vez, por esas casualidades de la vida, te encuentras frente a un león de montaña, puedes seguir los consejos de este inconcebible letrero:
  1. No lo pierdas de vista , y camina despacio hacia atrás.
  2. Aparenta ser más grande abriendo los brazos, y grita (igual lo matas de un infarto...).
  3. Mantén a los niños cerca de ti, cógelos pero sin flexionarlos (No queda claro si para proteger al niño o para taparse con el niño...).
  4. Si te ataca... DEFIÉNDETE (es esta fase seguro que el tigre se rinde...).


Lo que os tengo dicho: mundo insólito. Visto en Haiku.

7 comentarios:

  1. "Con suerte, con el niño el león ya tendrá bastante."

    ResponderEliminar
  2. ¡No hagan caso al cartel!
    Miren como quedó uno que siguió las instrucciones. Y eso que iba armado

    ResponderEliminar
  3. ¿Es en los USA, a que sí?

    Habrá instrucciones en los servicios para limpiarse y tal?

    Y en los moteles para hacer vida extramatrimonial?

    Y dónde más...?

    Propongo un debate...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. y además, el león tiene una cara de puma...

    Y eso de abrir las manos para parecer mas grande, no se, el leo-puma dirá: mira este, ahora me indica donde estan las salidas mas proximas!.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, y si traducimos libremente el recuadrito de abajo: Mantenga a los niños cerca (¿o cerrados?).
    Y lo de después, la repapa: Levante a los niños sin doblarlos (???!!!).
    O yo estoy equivocado o estos están pirados del todo. ¿Cómo no me fijé antes en eso?
    Si hay algún traductor de probada eficiencia entre el respeteble, por favor, una manita...

    ResponderEliminar
  6. Depende del tamaño del niño y del hambre del león Antón...

    Pues creo que mañana vuelve a la carga Bernardo. Los hay que no escarmientan...

    No sé yo dónde es Secretario. Las instrucciones esas del motel serían de anotología, jeje...

    El león se quedaría bastante perplejo William. Claro que según el hambre que tenga le duraría más o menos...

    Lo de levante a los niños sin doblarlos también me ha dejado loco a mí, Secretario...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar