Lo más visto esta semana...

22 de mayo de 2008

Bebés hiperealistas

Hace unos días recibí una presentación por correo con las fotos de una serie de muñecos que imitaban a recién nacidos. Las imitaciones eran tan perfectas que en algunos casos era difícil distinguirlas de niños reales. Nunca había visto esculturas como esas, y decidí echar un vistazo en la red. Para mi sorpresa, me he encontrado con todo un pequeño mundo de coleccionistas, muñecos artesanales, subastas, y artistas entregados a realizar estas extraordinarias y extravagantes obras de arte. El perfeccionismo es tal, que se emplean varias capas finas de pintura hasta recrear el tono de la piel, o las sombras de los pliegues. El pelo es suave, arraigado en la cabeza (los artistas se intercambian técnicas para conseguir este efecto de la mejor manera posible), e incluso la cabeza está hecha de tal forma que tiene que ser apoyada del mismo modo que la de un bebé real. Existe una revista especializada en estas reborn dolls, y un numeroso colectivo de artistas dedicado en cuerpo y alma a estas esculturas.


La foto de arriba corresponde a una creación de Marchell Adair, artista destacado del año 2007. Navegando por los enlaces de arriba podéis encontrar centenares de fotos increíbles de otras esculturas.

2 comentarios:

  1. Da miedo lo perfectos que están , cuando vi el post lo primero en que te fijas entre las letras es la foto y pensé que era el nacimiento de alguien conocido por ti, la sorpresa fue mayuscula cuando lei el pie de foto.


    Visitare los enlaces.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Es cierto William, algunos rozan la perfección. Ya verás, ya...

    ResponderEliminar