14 de agosto de 2008

Santo, pero no tonto...

Como nos recuerdan con frecuencia las hermanas del conventoblog, no todo en la red ha de ser cachondeo, solaz, y lascivia. También hay que buscar un hueco de vez en cuando para las cosas santas. Por predicar con el ejemplo, os traigo la figura de un santo varón, que da nombre a un pueblo con el que tropecé el domingo pasado recorriendo Toledo. Un santo que a buen seguro tenía una fervorosa congregación. Ya sabéis; el señor las quiere abiertas...


3 comentarios:

  1. ¡San Bartolomé de las abiertas es el pueblo de mi cuñada! Joder hay veces que la gente ya ni me cree xDDD Gracias a tí ahora tengo la foto para demostrar que existe JAJA

    ResponderEliminar
  2. M. Superiora1:04 p. m.

    Anda ahora entiendo de donde viene la canción de Bartolo tenía una flauta con un agujero solo....


    No sabía yo que estas cosas valían para que te santificaran :shock:

    ResponderEliminar
  3. jajaja ¡Si lo sé le hago más fotos Jaurne! La realidad siempre supera a la ficción ¿verdad?
    Por cierto.. ¿tu página tiene feed? No lo veo. Te puedes generar uno desde esta página. Voy a agregarlo al reader, a ver si funciona...

    Madre Superiora: ¿no santificaron a Moisés por abrir el mar? Este podría ser otro milagro: hay mujeres (y hombres) más difíciles de abrir que el mar muerto... jajaja

    ¡saludos!

    ResponderEliminar