Lo más visto esta semana...

30 de diciembre de 2008

Un deseo y una reflexión para el año nuevo

Para los que se preocupan por banalidades, para los que desperdician su tiempo, para los que esperan un poquito más, para los cobardes, para los pobres de espíritu, para los que no quitan el plástico de la pantalla del móvil, para los que se entierran en vida, para los que se esconden, para los que renuncian a sí mismos: esto ha pasado ya seis veces a lo largo de la historia de la Tierra:



Ese nuevo propósito, ese nuevo proyecto... Hazlo este año, no esperes -como siempre- al año que viene. La vida es un tesoro. Sé tú mismo. Carpe Diem. Y si al final no puedes, no te mortifiques ni te desesperes, seis veces en cuatro mil quinientos setenta millones de años tampoco son tantas ;), tendrás más tiempo. Pero vive al menos con ese espíritu...

3 comentarios:

  1. Precioso post, no hace falta dejar para el año que viene los deseos, se han de buscar continuamente :)

    ResponderEliminar
  2. Mis mejores deseos tambien para ti y como muy bien dices la vida es un tesoro, un tesoro que tenemos que disfrutar a cada instante.
    Feliz 2009

    ResponderEliminar
  3. Tienes Razón : Caerse está permitido, pero levantarse es obligatorio! (lo lei una vez y no lo olvidé)

    Hacer de un año mejor que el anterior está en contagiarlo y dejarse contagiar.

    Buen Año y Carpe Diem! .

    ResponderEliminar