Lo más visto esta semana...

18 de mayo de 2009

Hasta siempre, Benedetti


Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra.

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.


...buena travesía, maestro.

3 comentarios:

  1. Anónimo12:41 p. m.

    Dicen que el dolor es una enseñanza,
    me gustaría ser analfabeto (...)

    Se puede morir de amor, sí.

    Fdo: maría.

    ResponderEliminar
  2. Se nos fue uno de mis favoritos. Qué lastima. Grande Benedetti, grande.

    ResponderEliminar
  3. Lo primero que leí de Mario Benedetti fue un poema que habla de confiar en una pareja... me llegó tanto, sin tener edad posiblemente de entender el significado final de esas letras, pero desde ese momento me llamó siempre leerlo.

    ResponderEliminar