18 de agosto de 2009

Recoje cacas para perros

Perdonad si me pongo escatológico, pero hay pocas cosas tan desagradables como el olor de una mierda de perro pisada. Ésa, y la de eliminar los restos del desastre entre los surcos de la suela de unas zapatillas deportivas, son dos de las experiencias más desagradables que pueden depararnos nuestros parques y jardines. Por eso tal vez éste sea uno de esos inventos llamados a cambiar el curso de la humanidad...


Sí, pero eso es muy feo y le sienta fatal a mi perro. Pues ajo y agua majete: peor nos sienta a los demás su cagarruta en el zapato...

1 comentario:

  1. Anónimo3:39 p. m.

    Un invento muy útil, a nadie le gusta pisar una caca de perro y menos el ¡chof! que se oye al pisarla. Por cierto... Yo no había ya comentado en este post o lo he soñado? XD

    ResponderEliminar