Lo más visto esta semana...

19 de noviembre de 2007

Un caso insólito de acoso sexual en el trabajo

Quien le iba a decir a este simpático granjero que en su alegre quehacer diario, alejado del bullicio de las oficinas y empresas modernas, iba a sufrir también en sus carnes el impacto demoledor de un infame acosador. Pasen y vean...

8 comentarios:

  1. Dios mío q miedo!!!
    jejejeje

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  2. Y qué lo digas Chihiro: dan sudores fríos... jeje

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Le aseguro que me pongo en la piel de ambos y no sé por quién siento más compasión.

    El pobre novillo... que no puede ni imaginarse qué es una hembra y como se calma su desazón...

    ResponderEliminar
  4. jajaja, desde luego el novillo también pasa lo suyo... Bien visto Armando.

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  5. Fue algo terrible, el pobre ganadero estuvo sin sentarse casi 1 mes y a pasado a dedicarse directamente a fabricar quesos y yogures( la leche la compra)

    ResponderEliminar
  6. jajaja pues sí que quedó traumatizado el hombre. Claro que no me extraña...

    ¡saludos!

    ResponderEliminar
  7. Señor ubeda, ya le tenia en el ojo avizor, le leo todos los dias y en breve te pondre un link en mi blog porque el jefe soy yo y asi lo decidi hace tiempo. Un saludo ironico.

    ResponderEliminar
  8. Vaya.., pues muchas gracias por leerme a diario y también por ese link, hombre irónico, eres un fenómeno...

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar